Gaultheria

Gaultheria es un género de arbustos de la familia Ericaceae.  Estas plantas son nativas de Asia, América y Australia, donde crece en lugares arenosos y húmedos o pantanosos.

El aceite de gaultheria es un aceite esencial beneficioso que es extraído de las hojas de la planta de hoja perenne Gaultheria procumbens. Una vez impregnado en agua caliente, se liberan enzimas beneficiosas dentro de las hojas de gaultheria llamadas salicilatos de metilo, que luego son concentrados en una fórmula de extracto fácil de usar usando la destilación de vapor.

Las hojas de gaultheria son en realidad inodoras y sin sabor, pero después de un compuesto llamado gaultherina presente en las hojas, es enzimáticamente hidrolizado al salicilato de metilo, donde se desarrolla el distintivo aroma mentolado. Debido a que el aceite de gaultheria naturalmente tiene un aroma y olor dulce y fresco, muy similar al del aceite de menta, posee una gran variedad de usos en los alimentos, tés, aromaterapia, productos para el hogar y estética.

Propiedades:

  • La investigación demuestra que el aceite de gaultheria tiene la capacidad de actuar como un analgésico natural (reductor del dolor), antiartrítico, antiséptico y astringente. Este aceite  contiene principalmente el ingrediente activo salicilato de metilo, que representa alrededor del 85 al 99 por ciento del aceite esencial de gaultheria.

  • Ha sido utilizado como ingrediente activo en muchos analgésicos tópicos durante mucho tiempo para ayudar a aliviar la articulación muscular y el dolor óseo. Hoy en día, también es comúnmente utilizado para reducir otras dolencias; por ejemplo, como un remedio natural para el dolor de cabeza, para el dolor crónico de los nervios, para los síntomas del síndrome premenstrual y la artritis. Esto se debe a que la gaultheria naturalmente contiene componentes activos que funcionan de forma similar a la aspirina.

  • Alivio del dolor muscular: el aceite de gaultheria actúa al reducir la hinchazón y la irritación que se produce alrededor de los músculos, tejidos y articulaciones adoloridas a causa de artritis o reumatismo. También es útil para el tratamiento de los músculos doloridos y el dolor crónico del cuello, así como para aliviar el dolor de espalda.

  • Tratamiento para el resfrío y la gripe: las hojas de gaultheria contienen una sustancia química similar a la aspirina que puede ayudar a reducir el dolor, la congestión, la hinchazón y la fiebre asociada con enfermedades comunes. Para abrir los conductos nasales y respirar más profundamente, se puede combinar el aceite de gaultheria y el aceite de coco juntos, y luego frotarlos en el pecho y la parte superior de la espalda. También se pueden incluir en esta mezcla los aceites de eucalipto, menta y bergamota, con el fin de tratar o prevenir el resfriado común o la gripe.

  • Antibacteriana y antivirala: ayuda a combatir el crecimiento bacteriano, los virus y hongos. Se puede usar un poco con el lavavajillas o máquina de lavar ropa para matar las bacterias y mohos que causan malos olores que pueden persistir, o se puede frotar un poco en duchas (baños) e inodoros.

  • Alivio digestivo: El aceite de gaultheria puede utilizarse en pequeñas dosis para aumentar el ácido y los jugos del estómago que ayudan a mejorar la digestión. Se considera un diurético suave natural y aumenta la producción de orina, el cual puede ayudar a limpiar el tracto digestivo y a reducir la hinchazón. También tiene beneficios contra las náuseas y efectos calmantes en el revestimiento gástrico y del colon debido a su capacidad para reducir los espasmos musculares, haciéndolo un remedio natural para las náuseas. Se puede frotar una mezcla del aceite de gaultheria casero (con una base por ejemplo de aceite de almendras o coco) sobre el abdomen, estómago y en la zona lumbar para mejorar flujo de sangre y para prevenir los cólicos o el dolor.

  • Tratamiento de la piel y del cabello: Como un astringente natural y antiséptico, cuando es aplicado directamente en la piel con un aceite portador, la gaultheria es capaz de combatir la inflamación de manchas cutáneas y trastornos de la piel. También es útil para limpiar el acné ya que puede ser utilizado para matar los gérmenes en la piel. Se puede agregar una o dos gotas al lavarse normalmente cara o mezclarlo con coco o aceite de jojoba para nutrir la piel roja, hinchada o con picazón.

  • Relajante: Para relajarse y aliviar la tensión muscular, la aplicación de aceite de gaultheria puro mezclado junto con aceite de lavanda ya sea en un baño caliente o baño de hielo, sirve como un grandioso tratamiento para el dolor muscular.

Para tener en cuenta:

  • Las dosis elevadas pueden ser tóxicas e incluso dolorosas, así que hay evitar consumir demasiado el aceite de gaultheria o aplicarlo directamente en la piel. Utilizar cantidades muy pequeñas, especialmente si es primera vez que se está usando. 
  • También se debe tener cuidado y evitar el contacto con los ojos, las membranas mucosas dentro de la nariz, y mantenerlo lejos de las mascotas y de los bebés. Debido a que el salicilato de metilo puede ser dañino cuando se usa en las heridas abiertas, internamente, en bebés o en niños, y en cualquier persona con alergias, se debe tener cuidado y comenzar despacio.
  • Si se tiene la piel sensible, existe la posibilidad de reaccionar mal a los aceites de menta y se podría experimentar enrojecimiento, ardor e hinchazón, por lo que hay que hacer una pequeña prueba primero en una zona pequeña para asegurarse de que no se sufren efectos secundarios. Intentar probar de una a dos gotas en un área de la piel que no sea sensible, como los pies o las pantorrillas. 
  • Asegurarse de que se puede tolerar el aceite de gaultheria antes de usarlo internamente o en las partes más amplias del cuerpo.
  • Evitar usar el aceite de gaultheria internamente a menos que se esté trabajando con un profesional. Ingerirlo puede causar efectos secundarios para algunas personas, estos efectos incluyen acidez estomacal, enrojecimiento, llagas en la boca, dolores de cabeza, erupciones cutáneas y reflujo ácido.
  •  Algunos medicamentos recetados y medicamentos de venta libre también pueden interactuar negativamente con el aceite de gaultheria cuando es ingerido, así que será mejor hablar consultar con un médico si se está tomando cualquier medicamento para el sistema digestivo o para el asma, anticoagulantes, analgésicos o anticoagulantes.

Foto: britannica.com