Clavo de olor

El árbol del clavo o clavero (Syzygium aromaticum) es un árbol de la familia Myrtaceae, nativo de Indonesia. Sus botones (flores que aún no se han abierto) secos se denominan clavos de olor o girofles.

Propiedades:

Uno de los componentes químicos principales del clavo de olor es el eugenol, un elemento que comparte con la nuez moscada y la canela y que que tiene muchos beneficios para la salud.

  • Es de gran ayuda para la coagulación sanguínea. Sirve para prevenir problemas del corazón.

  • Es un potente analgésico. Sirve para combatir las inflamaciones bucales, los dolores de muela y otros malestares causados por las caries, las raíces dentales expuestas o los problemas en las encías.

  • Tiene propiedades antibacterianas. Es útil para las combatir las infecciones. La combinación de analgésico y antibacteriano hacen que sea muy utilizado como anestésico local en los tratamientos odontológicos.

  • Es afrodisíaco y estimulante. Muchos platos afrodisíacos, así como pócimas para despertar el deseo sexual están compuestas de este, ya que el eugenol tiene estas propiedades, y el clavo es uno de los vegetales que más tienen.

  • Contiene flavonoides que protegen el organismo del daño producido por agentes oxidantes, además de tener propiedades antiinflamatorias y contribuir a reducir los niveles de azúcar de la sangre.

  • Es expectorante. Ayuda a expulsar las mucosidades y flemas en caso de resfriado o gripe.

  • Además de los flavinoides y el eugenol, dos componentes vitales y muy utilizados en fitoterapia, se encuentran varios minerales y vitaminas.

  • El clavo de olor es rico en magnesio, el potasio y el calcio, además de contener cantidades considerables de vitamina K y vitamina V, así como ácidos grasos y omega-3.

  • Por sus propiedades y beneficios el clavo de olor se utiliza para contrarrestar los síntomas y malestares de muchas dolencias como las infecciones vaginales, dolores localizados, hemorroides, los problemas de salud bucal (principalmente caries, pero también mal aliento y úlceras en la boca), corta la diarrea y ayuda a mejorar los problemas digestivos.

Para tener en cuenta:

  • El uso del clavo de olor no presenta grandes riesgos, pero en algunos casos se debe evitar su consumo. Por ejemplo, en los casos de daños en el hígado o del tracto digestivo (úlceras, cirrosis, colon irritable, etcétera), ya que podría acrecentar el daño.
  • En caso de mujeres embarazadas no se recomienda su empleo. Pero lo mejor es consultar al médico.
  • En caso de padecer alergias hay que considerar hasta qué punto puede afectar el clavo. No es muy común casos de alergia al clavo de olor, como sí sucede por ejemplo con los frutos secos de cáscara, algunas hierbas aromáticas o especias que pueden llegar a causar irritación, como la pimienta negra.

Foto: /aceites20.com