Tomillo

Thymus o tomillo es un género con alrededor de 215 a 350 especies de hierbas y subarbustos perennes de la familia de las Lamiáceas.

Son nativas de las regiones templadas de Europa y Asia, África del Norte y Groenlandia.

Varios miembros del género, son plantas aromáticas entre los cuales el más conocido y especie tipo es Thymus vulgaris que se cultiva como condimento, planta medicinal y planta ornamental.

Propiedades:

Del tomillo se deben destacar los siguientes componentes: el aceite esencial con fenoles como timol y carvacol, flavonoides y terpenoides, que  le confieren al tomillo de propiedades antibacterianas, hipotensivas, antivíricas, expectorantes, antiinflamatorias, antisépticas, digestivas, mucolíticas, antioxidantes, carminativas, antifúngicas, analgésicas, demulcentes, antitusivas y diuréticas.

  • La elevada cantidad de polifenoles del tomillo hace que esta hierba tenga un efecto antiinflamatorio, pudiendo ayudar a rebajar inflamaciones de lesiones y heridas además de las propias de una infección bacteriana.

  • Se puede utilizar ya que posee un efecto broncodilatador, que ayuda a abrir los pulmones, y también es antitusivo y antiespasmódico, relajando y aliviando la irritación de las vías aéreas. Asimismo también favorece la expulsión de moco y flemas.

  • Ha demostrado ser de utilidad en el tratamiento de molestias gastrointestinales, así como en la reducción de los gases. También aumenta la síntesis de jugos gástricos y reduce la hinchazón abdominal.

  • Tiene un importante efecto antiséptico, motivo por el cual suele emplearse su infusión vertida sobre paños o gasas de cara a ayudar a limpiar y desinfectar heridas cutáneas o incluso oculares. Además ayuda a la cicatrización, favoreciendo la recuperación de lesiones.
  • Contiene una destacada cantidad de flavonoides, sustancias consideradas antioxidantes. Ello permite reducir el envejecimiento celular y los daños provocados por radicales libres, algo que puede afectar tanto a nivel cutáneo como orgánico o incluso cerebral.

  • Además de sus propiedades antioxidantes, antisépticas y antiinflamatorias, el tomillo resulta de gran utilidad a la hora de fortalecer el sistema inmune, entre otras cosas por su alto contenido en vitaminas, hierro y minerales. Esto dificulta que puedan aparecer infecciones e incluso permite combatir casos de anemia.

  • La infusión de tomillo tiene un efecto calmante durante la menstruación o durante el período inmediatamente anterior a ésta, en parte también por sus efectos antiinflamatorios.

  • Además de todo lo anterior, el tomillo es un elemento diurético, algo que a su vez facilita la eliminación de elementos nocivos a través de la orina y dificulta infecciones en el sistema genitourinario.

  • La infusión de tomillo también tiene un efecto sobre la psique, teniendo un efecto relajante que permite rebajar el nivel de activación, la tensión y la ansiedad. Además, también reduce la tensión arterial.

Para tener en cuenta:

  • Aunque la infusión de tomillo, como hemos visto, es ciertamente una buena ayuda en diferentes condiciones debido a sus múltiples propiedades medicinales, lo cierto es que también puede ser nocivo en algunas situaciones.
  • Concretamente, se recomienda evitar un consumo excesivo en aquellas personas con problemas cardíacos, al poder llegar a causar bradicardias que en algunos casos puede ser peligrosas.
  • También deberán evitarlo aquellas personas con úlceras y problemas digestivos crónicos, personas estreñidas (podría agravar dicha situación) o alergias a esta especia. 
  • Por último, debe evitarse su consumo durante el embarazo, dado que puede llegar a generar contracciones, abortos espontáneos o embarazos prematuros. Tampoco durante la lactancia, ya que disminuye la cantidad y calidad de leche.

Foto: Hans Braxmeier en Pixabay

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?