Romero

El Rosmarinus officinalis, conocido popularmente como romero, es una especie perteneciente a la familia de las Lamiaceae, cuyo hábitat natural es la región mediterránea.

Naturalizado en las Azores, Islas Canarias, Madeira, Bulgaria, Ucrania y Crimea. Crece en zonas litorales y de montaña baja (laderas y collados), desde la costa hasta 1.500 m de altitud.

Propiedades:

Los beneficios y virtudes del romero son muy numerosos, pero nombraremos aquí los más destacados:

  • Es muy útil para aliviar la inflamación.
  • Estimula la circulación sanguínea. Mejora los trastornos del sistema circulatorio (flebitis, trombosis, varices, etc).
  • Reduce las molestias intestinales.
  • Combate las bacterias.
  • Alivia el dolor de cabeza.
  • Evita o reduce la caída del cabello y la alopecia.
  • Combate el agotamiento físico y mental.
  • El Romero mejora los casos de gota o hiperuricemia.
  • Corta la diarrea.
  • Reduce o elimina las hemorroides (uso externo).
  • El romero está indicado para la cistitis.
  • Cuida el hígado y la vesícula biliar.
  • Acelera la recuperación de luxaciones, torceduras, golpes y esguinces.
  • Está indicado su uso externo para los dolores musculares, articulares o neuralgias.
  • Reduce los flujos menstruales abundantes.
  • Estimula el sistema nervioso.
  • Mejora la cicatrización y curación de heridas.
  • Es eficaz contra la dermatitis seborreica.

Para tener en cuenta:

  • Con el romero, dejando de lado las contraindicaciones respecto a su consumo, y en referencia a su uso tópico, se han visto casos de irritación en la piel como consecuencia del uso del aceite esencial de romero, que aplicado sin diluir y por su alta concentración, puede causar dermatitis o eritema, un enrojecimiento en la piel ocasionado por un aumento del riego sanguíneo. 
  • Generalmente, se presentan estos efectos negativos en personas con piel hipersensible.
  • Al igual que toda planta que tiene varios elementos químicos, el romero puede conducir a complicaciones si se toma en exceso o por personas con un historial de epilepsia, problemas de próstata, piel y estómago y puede causar irritación en el intestino y el riñón. 

Foto: Hans Braxmeier en Pixabay

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?